viernes, 13 de enero de 2012

Piratas (pero no del Caribe)


Hace unos días ha aparecido otra noticia en la prensa sobre un intento de abordaje a un buque en el océano Indico, mar Arábigo, por parte de saqueadores llamados piratas. La piratería es un hecho real y se da en varios puntos del planeta:
  • Estrecho de Malacca, ubicado entre la península de Malacca y la isla indonesia de Sumatra
  • Estrecho de Singapur (el de mayor tráfico del mundo), en SE del Mar de la China
  • Filipinas
  • Aguas de Somalía
  • Golfo de Aden
  • Golfo de Guinea
  • Venezuela, costa del Caribe, en menor medida
En el caso de los buques mercantes, que llevan escasa tripulación, la técnica empleada es reducir al capitán para posteriormente hacerse con el mando de la nave. ¿Y cómo suben a bordo?
Pues para poder acceder a la cubierta, si es un buque de escaso francobordo (altura)  lo que hacen es abarloarse al costado y subir a bordo. Si en cambio la cubierta está muy alta la técnica empleada es subir por popa, izándose a pulso por un cabo o maroma que han fijado en la cubierta del mercante con un gancho o ancla de orinque lanzada desde la lancha que transporta a los piratas. Estas embarcaciones suelen llevar varios potentes motores fuerabordas y pueden mantener sin problemas las velocidades de los grandes buques (15 o 20 nudos). Entonces roban los artículos de más valor, sobre todo electrónica y los valores que haya depositados en la caja fuerte del barco. En otros casos más más extremos se quedan con el propio buque que tras un cambio de aspecto luego revenden o comercian con otra bandera de conveniencia.

En el caso de los barcos de recreo cada año hay diversos ataques y se realizan abordando los barcos después de realizar unas ráfagas de ametralladora intimidatorias sobre las velas. Luego los piratas suben a bordo y roban toda la electrónica, motores fueraborda, dinero y cualquier otro objeto de valor.
Se suelen organizar flotillas para cruzar la parte más conflictiva de una vuelta al mundo, que suele ser Mar Arábigo-Golfo de Adén pero se han dado casos en que han ido abordando uno a uno a todos los barcos del grupo para robarles. Otra medida preventiva básica es no llevar luces encendidas por la noche, no usar la radio y mucho menos dar la posición. 
Desde mi experiencia personal en zona de posibles ataques lo que más se desea es que haga mal tiempo (es lo único que se puede desear) con la esperanza de que la perspectiva de una navegación complicada retenga a estos individuos y no salgan a dejar una estela de miedo, en el mejor de los casos.

Interpol y pirateria maritima

Mapa activo de la piratería mundial

jueves, 12 de enero de 2012

Invierno


Se hacen eternos los meses de frío mientras esperamos a que los días se alarguen y poder salir a navegar sin quedarse con la manos heladas y sin "congelarse" al mínimo soplo de viento invernal.

Y es que el verano se disfruta mucho a bordo de un velero.

Los días pasan suavemente y el sol nos proporciona suficiente luz para ponernos morenos y dejar atrás esa piel blanca y un poco triste de los meses con escasos rayos de sol.
Después de una travesía, preferiblemente a vela,  se llega a una cala en una isla y se fondea con el ancla. Lo de ir a vela en el Mediterráneo no es tan fácil de poner en practica porque es un mar de ventolinas y calmas estivales, pero con la ayuda del motor, unas velas livianas y un poco de paciencia, se logra.
Una vez instalados en el fondeo, podemos empezar por darnos un baño, ir a bucear, jugar a pelota en el agua o sencillamente, quedarnos en cubierta tomando el sol o leyendo un diario, revista o libro tranquilamente.

Luego podemos preparar la comida a bordo, con super aperitivo,  o bajar con la neumática auxiliar a tierra y almorzar bajo una sombra de chiringuito tranquilo, una opción cómoda pues nos ahorraremos cocinar en el interior del barco y con la ventaja de que nos permite caminar un poco y estirar las piernas.

Estas arquitecturas efímeras pero no menos importantes que son los chiringuitos playeros son ideales para disfrutar una comida o una copa en buena compañía, con los pies descalzos, medio enterrados bajo la suave arena de la playa y oyendo el cercano rumor del mar. 

Formentera Foto: Emma Mora

Un robot para limpiar la carena a flote

Foto: bateaux-essais


Cuando pensamos salimos a navegar ya sea para hacer unos bordos o una travesía siempre inspeccionamos si la carena está limpia de algas. Los regatistas, para los cuales cada segundo en la mar cuenta, lo tienen muy claro, pagan la grúa, sacan el barco al varadero y le dan una buena limpiada. Los cruceristas, aguantan estoicamente sus verdines porque "la cosa no vendrá de medio nudo"
Pero parece que esto se ha acabado, ha llegado un nuevo invento que va a facilitar esta tarea.
Hulltimo es un robot que permite limpiar la obra viva (parte sumergida del barco) en el agua. De momento sólo está reservado para los profesionales ya que su precio ronda los 20.000 Euros pero los propietarios podrán contratar a un operario cualificado para que realice la limpieza y el mantenimiento de su barco.
Funciona a 220 voltios. Para utilizarlo correctamente y sacarle el mayor partido hace falta realizar un cursillo de varios días de duración.
El robot está destinado a la limpieza de verdín y es necesario un mantenimiento regular de la embarcación para evitar que lapas y moluscos se adhieran al casco ya que su eficacia es limitada en este tipo de incrustaciones.
El robot posee un par de cámaras (en la parte de delante y detrás) para poder orientarlo y un brazo con un cepillo auxiliar para acceder a "las zonas difíciles" (unión carena-orza, carena-codaste). Un filtro adaptado permite recoger los residuos eliminados por el robot y así minimizar la contaminación en las dársenas de marinas y puertos.






martes, 10 de enero de 2012

Nueva isla en el mar Rojo


En el pasado mes de diciembre surgió del mar una nueva isla volcánica en el archipiélago de las Zubair, frente a la costa oeste del Yemen. Las islas pertenecen a un volcán activo situado en el eje de rift del mar Rojo. Pescadores locales vieron grandes acumulaciones de lava que alcanzaban hasta 30 metros de altura. 

El volcán siciliano Etna entra en erupción

Erupción en el Etna en el 2001 
Foto:  Jacques Descloitres, MODIS Land Rapid Response Team



Desde el día 12 de Enero el volcán siciliano Etna ha entrado en erupción. Esporádicamente el enorme cono que preside la isla jardín que es Sicilia se despierta y empieza a dejar ir lavas por una u otra ladera. Los habitantes que tienen sus casas en los alrededores están acostumbrados a estos estornudos de magma que forman parte de la cotidianidad de sus vidas.
El verano del 2006 estuvimos navegando en la zona, cruzamos el Estrecho de Messina en dos ocasiones y fondeamos al pie del Etna, frente a la ciudad de Taormina. Las vistas desde el mar del volcán son espectaculares. Aunque en esa época no mostraba su cara más fotogénica y eruptiva, ya que estaba aparentemente dormido, su silueta bajo la luz de la luna no dejaba indiferente a nadie.

 

Aprende a navegar


La navegación es el arte y el método de navegar y dirigir una embarcación desde un punto de salida a otro de llegada elegido con anterioridad.

Haciendo uso de diferentes métodos matemáticos podremos saber nuestra posición sobre la esfera terrestre,  el rumbo al que estamos navegando y  precisar el tiempo, distancia y velocidad hasta nuestro destino. También podemos calcular la profundidad que tendemos bajo nuestro barco en zonas de mareas, determinar las corrientes que afectaran a la navegación y que habremos de tener en cuenta en nuestro periplo para recalar en el puerto, cala o punto deseado.

La navegación costera se practica a la vista de la costa, la navegación oceánica o de altura es la que usamos para cruzar un mar u océano, haciendo uso del sextante y calculando nuestra posición con la ayuda de los astros.

Con la llegada de la electrónica el ancestral arte de la navegación está pasando a un plano secundario y muchos navegantes no la practican nunca, craso error puesto que en determinados momentos la electrónica puede fallar y dejarnos sin datos en los momentos más insospechados.

Por tu propia seguridad y por que la navegación no se pierda en el olvido, aprende a navegar como se ha hecho siempre.