miércoles, 20 de diciembre de 2017

Mil viajes a Ítaca - Ana Capsir


Hace poco acabé de leer el libro de Ana Capsir: "Mil viajes a Ítaca" subtitulado "Una visión personal sobre Grecia" y hoy, hojeándolo para inspirarme y escribir esta entrada, me han dado ganas de volver a leerlo. Y es que a mí, cuando un libro me gusta, lo leo varias veces y en cada lectura descubro nuevas frases, significados y sentimientos que en la primera, no llegue a captar. El de Ana es ideal para volver a encontrar en sus literarios rincones y recovecos, historias, detalles, anécdotas y sutiles pensamientos.

El libro 


El libro, como se ve en la foto, tiene una portada color azul añil, el color más utilizado en las puertas y ventanas de las casas encaladas y en los tejados de las iglesias griegas.

Está dividido en 5 grandes capítulos. Los dos primeros están destinados a los mares griegos, Jónico y Egeo, el tercero, a la península del Peloponeso, el cuarto narra cosas de "Otros mares" y el último, está especialmente dedicado a Lefkada y Evgiros.

Cada capitulo consta de varios relatos cortos. En cada uno de ellos navegaremos y conoceremos islas y disfrutaremos de  una historia o varias acontecidas.


Leyendo y navegando

Me pareció que "Mil viajes a Ítaca" es muy indicado para leerlo en la mar, así que me lo llevé abordo de mi velero, este verano, para que sus letras teñidas de añil, se encontraran a sus anchas, mientras navegaba durante un par de semanas en el Mediterráneo, ese mágico y salado vínculo que nos une intensamente a Grecia.

Empecé a leerlo a ratos, cada noche. Cómodamente instalada, me leía un relato y luego, medio dormida, medio soñolienta, pensaba en las maravillas que posee Grecia, empezando por sus islas, que son como perlas blancas, esparcidas sobre el azul Mediterráneo y que la autora, tan bien conoce y describe, porque navega, en el helénico país con su velero, "La Maga Azul", desde hace 25 años.

La Maga Azul

Ana Capsir describe Grecia, a partir de las navegaciones y periplos que realizó en su velero y también, en menor medida, desde su casa, ubicada en un tranquilo rincón de una isla. Un lugar atractivo, pintoresco y por suerte, aún poco afectado por el turismo de masas.

No sólo nos habla de la belleza de las islas, de la navegación, de aspectos más racionales y domésticos, sino que también nos descubre su aprendizaje personal interior, sus reflexiones, opiniones, veraces e incluso afiladas, que ayudan al lector a situarse y a comprender mejor cada experiencia vivida.

El nexo de unión del libro es el Mediterráneo, ya que trata de un país que tiene más de 1000 islas pero que pueden llegar a ser 6000, entre islas e islotes, dependiendo de la definición de isla que utilicemos.

Felicidad entre palabras
 
Lo primero que transmite el libro es una sensación de felicidad. La mar es ancha y azul y tan generosa que permite navegar y viajar libremente, para poder descubrir lugares de ensueño o aveces no tanto, pero interesantes siempre de conocer. Si todos estos periplos se vuelcan en un papel, los unimos y los encuadernamos, tendremos un pequeño universo en la estantería al que podemos recurrir, cuando sea necesario, para oxigenarnos con su lectura. Somos seres afortunados.

Me gustan los pequeños detalles y el libro es como un cofre repleto de ellos. Observar e interpretar lo que nos rodea es una interesante y sana actividad y más para la autora, que ha estudiado ciencias, biología, y que muestra claramente un espíritu viajero, crítico y reflexivo.

Me ha quedado claro, leyendo el libro, aunque ya lo intuía, que vivir en una pequeña isla griega, en una rústica casa de pueblo, pero rodeada de los lujos que ofrecen generosamente la natura, la cultura y las gentes, puede ser muy enriquecedor, si el que observa sabe ver más allá del aspecto externo de las cosas.

Para acabar, me quedo también con el sabor autentico de las tabernas rusticas y su gastronomía local, los olivos y sus hojas batidas por el viento, los burritos y perros griegos, la calma y el sosiego de una cala tranquila donde dejar caer el ancla, las aguas turquesas, algunos conocimientos sobre mitología, que nunca antes aprecié como debía, la placidez del carácter griego y unas inmensas ganas de volver a Grecia.


Ana Capsir, la autora


Información relacionada

- Ediciones Casiopea ha editado el libro ver enlace
- Blog de Ana Capsir http://navegandoporgrecia.com/
- Ana Capsir Brasas, biografía en el Huffintong Post, dónde colabora.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se enriquece con tus comentarios.
Todos los comentarios son moderados.