sábado, 26 de enero de 2013

Naufragios

Óxido y salitre


Ya sea en el fondo del mar o en tierra, varados en playas o costas rocosas los naufragios de buques desprenden misterio y estimulan la imaginación. Son objetos oxidados, retorcidos y con el paso de los años y su decadencia pasan a formar parte del paisaje que los rodea.



shipwreck beach


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck


Shipwreck on beach


Madeira shipwreck


Shipwreck at low tide


Thunder Bay Shipwreck



Todas las imágenes son de Flickr Creative Commons. Haciendo clic en cada una podemos ver información sobre cada barco y la foto.


Y para acabar recomiendo visitar estos dos enlaces sobre naufragios en el mundo y en Menorca


100.000 años de edad

De secuoyas y otras especies vegetales longevas.


¿Por qué hablar de secuoyas en un blog de mar? Pues hay varias razones, la primera porque son unos árboles espectaculares por su tamaño y su edad,  la segunda es que normalmente se les considera los seres más longevos de la biosfera y resulta que no es así. 



Brian Gratwicke Creative Commons

Estudios del CSIC han determinado en Formentera la existencia de clones de Posidonia oceánica de 100.000 años de antigüedad. En esta planta marina los brotes están unidos por rizomas o espolones formando un enorme organismo  que han ido creciendo a partir de un sólo clon. Estos crecen a razón de 1 centímetro por año y se extienden por kilómetros. Los científicos han podido dictaminar, a partir del tamaño de estas praderas, la edad de este organismo vegetal marino. Unas excelentes adaptaciones a los cambios climáticos han propiciado esta exitosa supervivencia considerando a la posidonia oceánica la especie más longeva del planeta.


Pradera de posidonia Autor: Alessio di Lorenzo (Flickr Creative Commons)


Por el contrario, los rápidos cambios que sufre el Mediterráneo en la actualidad, especialmente el aumento de su temperatura, no permiten la adaptación de la especie y provoca una elevada mortandad que no puede ser compensada por el lento crecimiento de la posidonia. Otros peligros para la supervivencia de esta planta son la destrucción mecánica y el exceso de nutrientes en las aguas.
Es necesario proteger este organismo y los navegantes tenemos que colaborar evitando anclar sobre las praderas de posidonia, verificar que fondeamos sobre arena y utilizar las boyas que se han empezado a implantar para evitar la destrucción de este longevo organismo. La posidonia oceánica es responsable en gran medida de la calidad y transparencia de las aguas, algo de lo que nos gusta disfrutar cuando visitamos calas o bahías mediterráneas.