martes, 8 de enero de 2013

Navidad en otras latitudes


En el hemisferio Sur

 

Fuente


Han pasado algunas semanas desde mi última entrada. La inspiración se fue de vacaciones por un tiempo y no pude hilvanar unas lineas que me parecieran interesantes para publicarlas. Lo siento, pido disculpas a mis seguidores y visitantes y espero empezar el nuevo año retomando la actividad del blog, escribiendo con una periodicidad más regular (y profesional) y si es viable, surfear en la cresta de la ola bloguera ;-)

Casi han acabado las fiestas navideñas y cada año pasan más fugazmente por mi vida. Casi no me doy cuenta y estamos en la última celebración familiar, con regalos para intercambiar entre los presentes. Pensando, pensando he recordado algunas navidades que he pasado en otros países, lejos de la familia, acompañada por amigos o conocidos.

Una de ellas fue en la isla de Moorea, en la Polinesia, en el grupo de islas llamadas "de la Sociedad". Moorea es una atractiva isla de fotogénica ortografía que está ubicada a escasas millas de Tahití y que cada día teníamos como telón de fondo en el fondeadero. 
El día era especial y hacía buen tiempo. Después de estibar algunas cosas en el interior del velero y ya preparados para zarpar, recogimos el ancla rápidamente y poco después salíamos por la "passe" del atolón con la intención de cruzar el canal que separa ambas islas.
Tras atravesar este pequeño trecho de océano, rodeamos Moorea por el norte y fondeamos el barco en la paradisíaca Bahía de Cook porque unos amigos nos habían invitado a la cena de fin de año. Sus padres habían vendido desde lejos para reunirse en familia.
La cena era al aire libre, el ambiente era cálido y el suave aroma de tiaré y otras flores tropicales era patente. Estábamos sentados sobre una fresca alfombra de hierba teniendo sobre nuestras cabezas un extenso tapiz de estrellas, refulgentes sobre el abismo oscuro del firmamento. Entre los numerosos puntos luminosos, una pequeña cruz formada por cuatro estrellas se distinguía perfectamente. Para los que hemos nacido y nuestra existencia ha discurrido en el hemisferio norte, la Cruz del Sur es una constelación inusual, atractiva y sorprendente. Durante la cena fue un placer disfrutar de la vista del cielo estrellado en la noche y distinguir entre su miríada de puntos luminosos esta constelación austral.


Fuente

Esta grupo de estrellas ha sido buscado en la bóveda celeste por los navegantes para orientarse y para ubicar, por medio de enfilaciones, estrellas más importantes utilizadas en navegación astronómica para hallar la posición del buque, especialmente en navegación de altura.

 
Enlaces relacionados

4 comentarios:

  1. Espero que la inspiración no te abandone más, ¡tus posts son siempre interesantes!

    Debieron ser unas navidades muy especiales y con la descripción que nos brindas mi imaginación vuela veloz... :D

    ResponderEliminar
  2. Apreciada Glocoru: gracias por tus elogios :-)
    Espero que este año la inspiración esté siempre presente y colgar entradas con interesante contenido.
    Imagina, imagina: te confieso que desde algunos países del hemisferio norte se puede ver la Cruz del Sur, pero hay que bajar en latitud hacia el ecuador.
    ¡Saludos y sal marina!

    ResponderEliminar
  3. Emma,
    No conocía tu blog pero hoy lo he descubierto. Muy interesante, especialmente para los que nos gusta la naturaleza. A mí también me gustaría poder pasar alguna vez en la vida unas Navidades contemplando la Cruz del Sur.
    Me he hecho seguidor del blog y procuraré visitarlo de vez en cuando para aprender cosas del mundo marino. Veo que hay cosas muy interesantes.
    Saludos a Víctor y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Hola Josep Rafel: me alegro que te guste mi blog y que lo consideres adecuado para gente aficionada a la natura, es una opinión que me ha gustado mucho leerla, gracias.
    Encantada de que sigas el blog, yo soy seguidora del tuyo desde hace tiempo porque es muy interesante y está muy bien actualizado. Y ahora me he apuntado al nuevo, que está genial.


    Una abraçada!

    ResponderEliminar

Este blog se enriquece con tus comentarios.
Todos los comentarios son moderados.