viernes, 27 de abril de 2012

Un vistazo a las Tuamotu, océano Pacífico


Tuamotu, océano Pacífico

El archipiélago de las Tuamotu se extiende por el océano Pacífico y está formado por 78 islas y  atolones. El origen de estas formaciones coralinas fue explicado por Charles Darwin durante su viaje a bordo del Beagle. El atolón se forma sobre la cima de una montaña que va hundiéndose progresivamente en el océano. Los atolones son normalmente circulares y han sido creados por el crecimiento de pólipos coralinos que necesitan para su supervivencia aguas claras, poco profundas y libres de contaminación.

La laguna interior del atolón se llama lagoon y las pequeñas islas que forman el anillo se llaman motus. El lagoon se comunica con el océano abierto por unos canales que discurren entre los motus por donde entra y sale agua de mar dependiendo de las mareas, aunque apenas son de unos centímetros, y del estado de la mar. También son pasos por donde transitan animales entrando o saliendo del atolón. Los pasos de suficiente amplitud y profundidad se utilizan para poder acceder embarcaciones de distinto porte aunque hay atolones donde no se puede penetrar en su interior en barco.

Las belleza de las Tuamotu vistas desde el espacio en esta foto, por cortesía de la NASA. Si te gusta, puedes descargarla en este enlace http://earthobservatory.nasa.gov
 
Imagen: NASA










Un animal amenazado: el caballito de mar





Los caballitos de mar son unos peces muy peculiares ya que nadan en posición erguida y utilizan su cola en espiral para aferrarse a plantas y algas marinas. Además poseen una trompa para alimentarse de plancton y su característica más sorprendente es que el macho es el que se queda "embarazado", transportando en su vientre los huevos de donde nacerán nuevas generaciones de caballitos de mar.

Pero el comercio internacional de caballitos de mar ha llevado esta especie a estar considerada en peligro es extinción  y está inscrita en el CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas)

La pesca de se realiza directamente o por pesca accidental, utilizando redes de arrastre. Países como China, Japón y Corea consideran el caballito de mar materia prima para medicamentos en realidad de dudosa aplicación. Otros usos que generan esta gran demanda son acuarios, souvenirs y hasta figuras tentempiés. En el 2011 alrededor de 25 millones de caballitos de mar, aproximadamente unas 70 toneladas se comercializaron entre 77 países. 

Por otra parte, el descenso de las poblaciones es debido a diversas causas añadidas: destrucción de sus hábitats, como son los arrecifes de coral y praderas submarinas, ecosistemas muy sensibles a la polución de las aguas y a los efectos del cambio climático. Además es un animal vulnerable porque es un lento nadador, la población mundial es escasa y son monógamos. Si la pareja desaparece, el caballito de mar restante suele tardar mucho tiempo en encontrar un nuevo cónyuge.
 
En nuestro país hay dos especies en el Mediterráneo Hippocampus hippocampus e Hippocampus guttulatus. En el Atlántico, el caballito de mar más común es el Hippocampus hudsonius

Fuente: Oceana

Enlaces relacionados:

martes, 24 de abril de 2012

Fallece Albert Falco, capitán del Calypso


Imagen: Wikipeda

Albert Falco falleció el 21 de abril pasado a la edad de 84 años en Marsella, la ciudad que lo vio nacer el 17 de octubre de 1927. 

Fue capitán del Calypso, el conocido dragaminas convertido a buque oceánografico por Cousteau. 
Falco fue pionero en el buceo, compañero y colaborador en las expediciones de Jacques Cousteau que junto con la tripulación del Calypso, inspiraron a varias generaciones de buceadores y conservacionistas.

En mayo del 2011 Albert Falco presentó oficialmente el Brigitte Bardot, el nuevo barco de Sea Shepherd destinado a la protección de los océanos y a la conservación de las especies marinas.


El capitán Falco fue testigo durante siete décadas de la pérdida de la biodiversidad en los océanos, de su progresiva contaminación y de la esquilmación de numerosas especies marinas. Fue un hombre que entregó su existencia al mar como buceador, navegante y conservacionista.

Muchos niños y niñas que disfrutamos de las aventuras televisivas del Calypso descubrimos las maravillas naturales que guardan los mares gracias a su entrega y dedicación. Un gran recuerdo para el capitán Falco.
  

Fuente: Sea Shepherd





http://www.latosensu.tv