miércoles, 22 de febrero de 2012

A quíen hay que temer más: ¿al hombre o al tiburón?

El hombre es el depredador más ávido de la biosfera pero desde que Steven Spielberg filmó la película "Tiburón" en 1975 estos animales han cargado sobre su lomo una detestable reputación calificándolos como los seres más voraces, temibles y asesinos del planeta. Y esto no es verdad, si miramos esta infografia podremos ver las diferentes causas de muerte anuales y los tiburones tienen la cuota más baja de la escala.

En la actualidad la pesca de tiburones para recolectar sus aletas para preparar sopa, un plato muy común y popular en determinadas zonas de Asia, están llevando a diversas especies a niveles de población preocupantes y si se siguen cazando indiscriminadamente, su declive es inmediato.

La pesca generalmente se realiza con métodos muy crueles, cortando las aletas al tiburón vivo y devolviendo su cuerpo mutilado al mar, moribundo, situación que le produce una muerte de gran sufrimiento y agonía.

Su protección pasa por unas leyes restringiendo el número de ejemplares permitidos, la prohibición total de pescar determinadas especies en declive, una normativa legal respecto a la manera en que debe ser capturados, la regulación del consumo de carne de tiburón y la prohibición absoluta del uso de aletas para hacer sopa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se enriquece con tus comentarios.
Todos los comentarios son moderados.